jueves, 1 de octubre de 2015

Fortuna, diosa de la suerte

¡Bienvenidos otra vez! Hoy les traigo un ejemplo de deidad para utilizar en campañas. Aunque usa el formato habitual de información de Pathfinder y Dungeons and Dragons, no posee estadísticas de juego más allá de las que se pueden usar como partes informativas también, entonces puede utilizarse la información para cualquier otro sistema.

Fortuna 

Una diosa de la suerte y el destino.


La Dama de la Suerte, Diosa del Destino, La Suerte en Dos Caras

Deidad Mayor

Símbolo: Una rueda
Hogar: El Más Allá (Plano Astral)
Alineamiento: N
Portafolio: Suerte, destino, prosperidad, valentía, fuerza de personalidad, vida y muerte.
Dominios: Suerte(Destino), Curación, Determinación, Gloria, Muerte, Viaje.
Adoradores: cualquiera que crea en la suerte.
Arma favorecida: Espada corta.

Fortuna es la personificación misma de la suerte. Dentro de su poder, ella es capaz de traer tanto buena como mala suerte, siendo la mismísima arbitrariedad que trae la vida.

Historia

Se desconoce sus orígenes y propósitos. Hay quienes rumoran que Fortuna existía antes de la creación del universo. Actualmente, la Dama se dedica a viajar por los planos, trayendo buena y mala fortuna a todos los que se atraviesan. Usualmente interactúa con las criaturas a través del plano Astral, pero es igual de probable encontrarle en cualquier otro destino. Nadie sabe el motivo de su peregrinaje, aunque algunos rumoran que se dedica a buscar el causante del fin de la creación.

Una de las representaciones con la cornucopia.

Relaciones

Fortuna no posee fuertes relaciones con las demás deidades, aunque nunca se comporta hostil con ellas. Sin embargo, alguna deidad que irrumpa en sus dominios puede verse impactada negativamente por Fortuna. Usualmente se le asocia con otras deidades de felicidad y esperanza.

Apariencia y Emisarios

Fortuna toma la apariencia de una mujer humana, rubia, que utiliza una toga blanca. En su cara tiene un velo que tapa sus ojos, y normalmente se le ve con una cornucopia entre sus manos. Usualmente en sus representaciones se le dibuja con una rueda, una moneda de dos caras o con una cara de ángel y otra de demonio.

La Dama no posee ningún heraldo, pero ocasionalmente puede crear una manifestación representando un aspecto específico, como la suerte en la guerra (Fortuna Belli) o la suerte de la cosecha (Fortuna Annonaria).

El Culto a Fortuna

No existe una jerarquía eclesiástica directa que sea la encargada de la adoración a Fortuna. Sin embargo, es común ver grupos de adoradores reunidos haciendo pequeñas celebraciones a la diosa. Los fieles a la diosa les gusta compartir de su buena fortuna con los demás y reír de la mala que encuentran, valores que se inculcan y comparten dentro de la creencia.

También se dice que la diosa favorece a los intrépidos, por lo cual ocasionalmente se verán actos un poco arriesgados dentro de los fieles.
Los cuatro estados de la Fortuna: Reinaré, Reino, Reiné, No Tengo Reino

Altares y Templos

Es común ver en la mayoría de las ciudades un pequeño altar donde dejar una moneda, en señal de buena fortuna para el viajante.

Días Festivos

Usualmente, el primer día de la cosecha es un día de celebración mayor de la creencia, agradeciendo la gran fortuna que se ha vivido. También se celebran los aniversarios de acontecimientos catastróficos, recordando los fallecidos y celebrando los supervivientes.

 En la campaña

La Dama sirve no sólo para que un clérigo obtenga poderes, o un apostador tenga suerte, sino también como herramienta para mover la historia, ya sea favorable o desfavorablemente para los jugadores. Al ser una diosa del destino y la suerte, los héroes podrían buscar su favor. Asimismo, como antagonista, sirve para demostrar los conflictos del hombre contra la naturaleza y el hombre contra un dios, permitiendo remarcar las virtudes de los personajes.


¡Espero esto les sirva para futuros juegos! Y como siempre, pueden contactarnos por Facebook, Twitter, Youtube, poniendo un mensaje acá en el blog o bien por el correo rolsimple@gmail.com para cualquier consulta, duda o sugerencia.